Errores que los emprendedores no deben cometer

Cada año entusiastas emprendedores comienzan a poner en acción lo que hasta el momento fue un sueño, convertirse en empresarios. Un plan de negocio es el primer paso, pero también tener una lista de resoluciones que plasmen los errores que deberían dejarse atrás. Hacer todo usted mismo. Sí, es bueno en lo que hace.

Y sí, está atento a los detalles. Pero no puede hacer todo y no delegar lo va a trabar, dice el experto en productividad y tecnólogo Matthew Canning. Aferrarse a demasiadas cosas sólo le va a causar agotamiento y le impedirá usar su tiempo para tareas y proyectos de más alto nivel. "Hay gente que aprende la lección: contrata y delega, comprendiendo que no puede manejar todos los aspectos de un negocio. Pero por lo general sucede después de quemar toneladas de dinero, recursos y tiempo", dice Canning. Ser agresivo.

Es hora de que muchos calibren el modo en que nos hablamos y tratamos unos a otros, dice la psiquiatra Gail Saltz, autora de Becoming Real: Defeating the Stories We Tell Ourselves That Hold Us Back. Si bien "decir las cosas como son" se convirtió en una frase común en 2016, dice Saltz, es hora de familiarizarse con la diferencia entre ser firme y ser agresivo. "Me encantaría ver que la gente deje de ser prepotente, cruel y polarizante.

Podemos estar en desacuerdo, pero tenemos que encontrar maneras de acordar en que no estamos de acuerdo y seguir pensando en el bien de todos como lo más importante", agrega. Trabajar demasiado. No hay premio por renunciar a sus vacaciones o trabajar cuando debería estar festejando su aniversario.

La asesora en liderazgo Tracy Spears a menudo aconseja a sus clientes acerca de las razones por las que tienen que recargar las baterías por medio de vacaciones, descansos y desenchufarse de la tecnología. Si no se toma un descanso, no va a poder sostener un alto desempeño, dice. "Hay mucha renovación de personal al nivel de CEO y en algunos niveles de la más alta jerarquía porque la gente no se recupera, no se toma el tiempo para regenerarse", dice. Empiece a planificar un poco de tiempo para usted en el nuevo año. Ignorar los pequeños éxitos.

Saltz dice que es más probable que alcancemos metas grandes si están estructuradas como una serie de objetivos más pequeños. "La gente tiene la tendencia a decir «voy a revolucionar mi vida este año». Eso es muy difícil de lograr y por lo general dura una semana y se acabó", dice. En vez de apuntar a la luna, determine pasos concretos específicos que lo lleven a donde quiere ir. Y celebre esos logros. No cumplir las promesas.

Gran parte del motivo por el que nos trabamos no es falta de voluntad, talento o capacidad; es por no seguir adelante, dice Canning. Nos desorganizamos o nos quedamos sin tiempo para dar los pasos necesarios para concretar nuestras metas. "Uno puede ser afortunado o tener buenas conexiones, pero hay que refinar las intenciones, ser organizado y crear un marco para contener las consecuencias en caso de fracasar", dice.

Apóyese en su red para tener a quién rendir cuentas y asegúrese de cumplir con lo prometido. No atender a la gente de alto rendimiento. Es fácil caer en el rol de bombero y atender las necesidades más urgentes durante el día.

Pero si está ignorando a la gente de más alto rendimiento o su propio desarrollo personal porque dedica demasiado tiempo a atender a empleados de más bajo desempeño, podría estar perdiendo una importante oportunidad de retener y desarrollar personal y de lograr mayor productividad, dice Spears. "Eso es irresponsable hacia la gente de alto desempeño. Si puede pasar un poco más de tiempo allí y crear un poco más de conexión con esos empleados para evitar que se vayan, eso es una buena inversión de su tiempo", dice.

Y eso vale para usted también. Ignorar su ansiedad. Así como es importante atender a su necesidad de descanso, también es importante reconocer y manejar la ansiedad cuando aparece, dice Saltz. "Mucha gente ha sentido que 2016 fue un año duro en términos de mucha ansiedad", dice. La inseguridad y los desacuerdos pueden generar ansiedad.

Cuando la gente siente que hay mucha discordancia o que no tiene control, ese tipo de cosa también promueve la ansiedad. Use técnicas de relajación para hacerse sentir mejor. Ponerse límites. Deje atrás esa voz negativa en su cabeza que le dice lo que no puede hacer, dice Spears.

No se autolimite y refuerce su comprensión de donde están sus puntos fuertes. "Puede lograrlo con una revisión de 360 grados y apelar a alguien con quien pueda ser vulnerable y decir: «¿Cómo puedo mejorar?»"

0 comentarios:

Publicar un comentario