Palacio de Viana y los patios cordobeses

El próximo mes de mayo, como ocurre cada año, la ciudad de Córdoba se viste de gala y las fiestas se suceden comenzando con Las Cruces y siguiente con la cata del vino Montilla-Moriles hasta Los Patios cerrando estos interesantes y tradicionales eventos la Feria de Nuestra Señora de la Salud

 Estas fiestas atraen miles de personas cada año con visitantes ávidos de conocer y admirar las bellezas de esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, un gran museo que invita a conocer cada uno de sus monumentos y rincones. 

Así, los patios cordobeses alegres y coloridos invitan a los visitantes a conocer un poco del alma de sus moradores y el Palacio de Viana se destaca como uno de los mejores ejemplos de los típicos y antiguos patios cordobeses. Declarado en 1981 como Monumento Histórico Artístico el lugar es hoy propiedad de la Fundación Cajasur. 

Un centro de interpretación de los Patios de Córdoba inigualable y el más famoso de la ciudad invita a un recorrido por la antigua historia de estos bellos espacios que tienen su origen en la cultura romana y en la evolución islámica con una fuerte presencia tanto durante el Renacimiento como en el Barroco

Los visitantes del Palacio de Viana podrán recorrer sus doce patios y hacer un verdadero viaje por la historia a través de un vídeo explicativo al que se suman dispositivos multimedia que muestran los monumentales patios de Córdoba y también los más populares que pueden visitarse a través de un recorrido entre Viana y la Mezquita-Catedral. 


El paseo comienza por el interior del palacio existiendo tanto una guía de papel como la posibilidad de alquilar una tableta que provee de recursos explicativos propios con imágenes y gráficos en una experiencia sensitiva inigualable a la que se suman los sonidos del agua, aves y el las multicolores flores. 

La historia de Córdoba y de sus antiguos patios van de la mano recorriendo un largo camino que comienza en la cultura de los túrdulos, pasando por los romanos hasta llegar a la ciudad musulmana y a la época del rey Fernando III, El Santo, quien la conquistara en 1236 haciéndola cristiana. 

Todas las culturas que han habitado esta tierra dejaron su huella indeleble a través de muchísimas tradiciones entre las que se destacan las celebraciones de mayo que comienzan con la Fiesta de la Cruz, de origen cristiano y que consiste en instalar cruces totalmente hechas con flores en las principales calles cordobesas y en los distintos barrios que además compiten por lograr que la suya sea la más vistosa. 

Una tradición única en el mundo los patios cordobeses son inigualables y durante el mes de mayo es el momento para visitarlos y disfrutarlos a pleno.

0 comentarios:

Publicar un comentario