Torre de Collserola

En la Sierra de Collserola y muy cerca del Tibidabo, la Torre de Collserola, fue construida a partir de 1990 con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, con el objetivo de realizar desde allí la mayor parte de las transmisiones audiovisuales del área metropolitana de la ciudad y provincia de Barcelona. 

Con diseño futurista, esta torre de transmisión con una altura de 288,40 metros y diseñada por el arquitecto Norman Foster, ofrece al público un magnífico mirador desde donde es posible divisar toda la ciudad de Barcelona. 

Un sitio que se ha transformado con el paso del tiempo en un lugar visitado por los turistas que llegan a la ciudad condal, ofreciendo entre sus servicios de cátering para empresas, permitiendo así celebrar cualquier evento. 

El lugar dispone de una sala de recepción y aperitivo, otra polivalente donde pueden hacerse reuniones empresariales o de negocios y por último la planta del mirador con espacio suficiente para albergar hasta 100 comensales, con vistas hacia Barcelona y Vallés Occidental. 


La Torre de Collserola forma parte de la Federación Mundial de Grandes Torres y junto con el arquitecto Foster en la construcción de la gran torre también trabajaron los ingenieros Julio Martínez Calzón y Manuel Juliá Vilardell, ganando su proyecto el concurso realizado para proveer a la ciudad de Barcelona de un centro de comunicaciones de última generación. 

La propuesta de estos profesionales fue la de construir una torre que se mantuviera constante en el lugar y que sirviera como un icono, algo que fue logrado con el resultado de una espectacular torre totalmente integrada en un entorno de más de treinta hectáreas pero teniendo el menor impacto paisajístico posible. 

Para visitar la Torre de Collserola es necesario consultar los horarios de apertura que varían de acuerdo a la temporada y debe utilizarse el funicular de Vallvidriera que llega hasta él.

0 comentarios:

Publicar un comentario